Fomixina® es Fosfomicina Tromatamol

Antibiótico de una sola toma diaria

“Las alarmantes tasas de resistencia a los antibióticos entre los patógenos Gram-negativos requieren la implementación de estrategias alternativas de tratamiento. En vista de la disponibilidad limitada de nuevos antimicrobianos, la reevaluación de los antibióticos más antiguos parece ser una opción atractiva. Fosfomicina trometamol, una molécula, que se utilizó previamente principalmente como tratamiento oral para las infecciones urinarias sin complicaciones (UTI), actualmente atrae el interés de los médicos en todo el mundo..”

Origen y Estructura Química

Fosfomicina es un antiguo agente antibiótico, descubierto en 1969. Es un análogo de fosfoenolpiruvato (PEP) que es producido por Streptomyces Spp. También se puede producir sintéticamente. La estructura molecular de la fosfomicina difiere a las formulaciones de fármacos disponibles. Específicamente, la fosfomicina está disponible en dos formulaciones orales, fosfomicina trometamina (o fosfomicina trometamol) y fosfomicina cálcica, y una formulación intravenosa, fosfomicina disódica. El mecanismo de acción y la estructura de la fosfomicina son únicos, haciendo que la resistencia cruzada sea infrecuente.

Espectro de Actividad

La Fosfomicina trometamol es activa frente a microorganismos Gram-positivos y Gram-negativos, incluidas cepas productoras de penicilasas y los patógenos más comunes en las vías urinarias, como Escherichia coli, Proteus, Klebsiella, Enterobacter, Staphylococcus, Sterptococcus y otras cepas resistente a otros agentes antibacterianos.

Mecanismo de Acción

La actividad antibacteriana de la Fosfomicina trometamol se debe a la inhibición de la síntesis de la pared bacteriana. La Fosfomicina trometamol tiene una analogía estructural al fosfoenolpiruvato, uno de los precursores utilizados por las bacterias para la síntesis de los peptidoglicanos. De esta manera, inactiva de forma irreversible la enzima enolpiruvato-transferasa, ocupando el lugar del fosfoenolpiruvato, y por lo tanto, bloqueando la condensación de uridindifosfato-N-aceltilglucosamina con fosfo-enolpiruvato, inhibiendo una de las primeras etapas de la síntesis de la pared celular bacteriana.

Farmacocinética

La biodisponibilidad oral de Fosfomicina trometamol oscila entre 34 y 58%. La absorción ocurre en el intestino delgado, y la evidencia sugiere que la co-administración de Fosfomicina trometamol con alimentos puede reducir la absorción de la droga (37% en ayunas frente al 30% con alimentos). La edad no parece afectar la absorción. La vida media de eliminación plasmática (t½) de Fosfomicina trometamol se estima en 5,7 h. La t½ fue relativamente prolongada en pacientes de edad avanzada. Fosfomicina trometamol se excreta. No es metabolizada en la orina, mediante filtración glomerular. Dependiendo de la edad, el ayuno y la función renal, del 11 al 60% de la droga se puede encontrar en la orina dentro de las 24 h desde la administración. Después de una dosis única de 3 g de Fosfomicina trometamol, el pico de las concentraciones de orina se alcanzan en 4 h. En orina, permanece durante 1 a 3 días, lo que es suficiente para eliminar la mayoría de uropatógenos. Indicaciones Infecciones Urinarias no Complicadas / Bacteriurias Asintomática Profilaxis Procedimientos Transuretrales

Administración y Posología

Niños a partir de 12 años y adultos. Fomixina® se administra por vía oral. El granulado de 1 sobre debe ser administrado inmediatamente después de su disolución en medio vaso de agua. Se recomienda administrar el fármaco 1 hora antes de ingerir los alimentos, o bien 2 horas después de haberlos ingerido, y preferiblemente al acostarse después de haber vaciado la vejiga. Aunque se administre en dosis única, la Fosfomicina trometamol proporciona niveles antibióticos durante tres días. Fuente: Rev Quimioter 2015;28(5): 263-266; OMS.